Casa Guatemala.

De las ocasiones en que he asistido a Casa Guatemala, me traigo pa´mi nido rentado la ropa impregnada con olor a café tostado, molido y guardado en costal de manta por allá del occidente guatemalteco. Por si fuera poco y no suficiente con la pena, también el colorido de la tierra  que hoy lejana está y a la vez tan cerca, cerquita, cerquitita, cerquititita de mi corazón. Dejo con ustedes ésta primera bitácora con imágenes tomadas por mi lente andariego pata de chucho al igual que la dueña -de chonito-.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s