El generalete meado.

Ya huele a Huelga de Todos los Dolores y sobre todo a justicia, ¡aquí está tu son Chabela!

El meado que se orinó

sentado en su poltrona,
de generalete en el cuartelón,
de presidente que a mansalva masacró,
tres meadas desde antes tenía
y el hedor lo sobrepasó,
hirvió en sus propios caldos
de miedo y putrefacción,
la sangre tiesa en sus manos,
costra le hizo ya,
el meado tres meadas tenía
y le faltan mil meadas más
tan grande fue la cuarta meada
que de abogados tuvo que cambiar,
contrató a otro que cagado estaba ya
el cagado que con su hedor
noqueó en el tribunal
las mentiras que el meado hacía recitar,
un rìo de aguas negras le atravesó los intestinos
y salió como chorrío
cuando el juicio iba iniciar
Un costal de olotes
Preparó la defensa
Y hojas del cafetal
El meado ya estaba cagado
Y no se quiso limpiar
Ahora no sólo hedía
La sala en el tribunal
Los huevitos tibios
Hielo se le hicieron ya
La justicia lo ve a la cara
Y él quiere estornudar
Pero sabe que si lo hace
Se vuelve a cagar
El meado cuatro meadas tenía
Y una cagada en el tribunal
La historia lo sentó en la silla
Para que se cague mil veces más

 

General, generalete
No nos vaya a vomitar
Póngase un olote en el cubilete
Y disfrute de su tribunal.
Ilka.
Marzo 19 de 2013.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s