Vestigio.

Vestigio.

Han persistido las huellas
De tu acalorado abuso
De infringidor de niñas
Han tocado a mi puerta una y otra vez
Abrí y las invité a pasar,
Y como viejas conocidas compartimos
Una tarde de té y galletas de caja, las despedí con afecto de camaradas
Pero antes les informé, que:

La sangre que corría haciendo surcos en mis muslos humillados
Ya no es caudal de lamento de entrañas ultrajadas
Se evaporó

Que mi dolor no puedes secuestrar
Que tus cadenas no esclavizan mi bonanza
Y que tu oscura pocilga ya no escucha mi sollozo de cría desflorada

Que mis molidos pezones, hoy desconocen tu ponzoña de agresor

Les dije que han quedado los zanjeados rastros de tu posesión
Pero que secas las heridas sanaron
Que ya no eres quien somete mi voluntad
Porque hoy los vestigios de tu tropelía
Son polvo que el viento sopló.

Ilka.
Abril 04 de 2013.
Tabucolandia.

Pintura de hoy por la mañana, antes de tomar café.

photon

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s