Tóqueme.

Tóqueme.

Tóqueme usted con su mirada
Acaricie esta piel ávida
De su cercanía
Trastórnela peldaño a peldaño
Préndala en llamas
Hasta llegar al confín
De su fibra inhabitada

Sea usted quien de voz a mis delirios
Hágalos suyos, invádalos
Y sumérjame en la profundidad
De su lago yaciente en éxtasis

Deje transitar mi alma peregrina
En sus contornos, sombras y arrebatos
Antes de que este ahogo se nos vuelva ausencia
Y seamos nada más que una evocación lejana
De una hoguera que se extinguió.

Ilka.
Mayo 26 de 2013.
http://www.youtube.com/watch?v=JhZfvsVcQ9o&feature=youtu.be

El caminón.

Hay un caminón que ya asfaltaron

Lo llenaron de cemento, piedrín y cal

El polvo han aplacado
Y en el invierno el lodazal
Dicen que llegó la urbe antes del temporal
Al escondido pueblo olvidado
Ya no hay terracería tampoco zarzal

¿En dónde están los guayabos rojos?
¿Los garrobos y el camaleón?
¿En qué ramas cantan las chicharras en canícula?
No veo los amates y el morrón
Ningún plumajillo concede su sombra
Los izotales ya no echan flor
¿Qué han hecho intrusos con el caminón?
Huesos de chiriviscos asoman sobre el asfalto
Son las astilladas huellas de la vegetación
Yo lo veo y me espanto
No hay sobresalto que alegre mi corazón
Ninguna urbe que tome por asalto
La decencia del caminón
Aunque le llamen la civilización
Es de la naturaleza el llanto
Y del hombre su mustia urbanización.

Ilka.
Mayo 24 de 2013.

Cerezos y màs…

Fotografìas tomadas en las primaveras de los años 2011 y 2012.

http://www.flickr.com/photos/enmilentechoteador/sets/72157633559983861/

 

Colores de primavera.

Llegó mayo con los colores de la primavera. Les comparto algunas fotografías de mi visita al Jardín Botánico de Chicago.

IMG_7071

Cuando llueve en mi terruño.

Se empapa mi  nostalgia

De riachuelos y tomas

Los visitan barcos de papel

Que desde aquí navegan

Entre fronteras y lomas

Cuando llueve en mi terruño

Vuelve a brotar el retoño

De crisantemos y dalias

Entonces se baña  la tierra

Se moja y se encharca

La montaña reverdece

La siembra se celebra

Se bebe el agua de lluvia

Se lavan las malezas

Cuando llueve en mi terruño

Siempre hay goteras

En la lámina oxidada

De quien vive en las laderas

Se inunda la alcantarilla

El polvo se hace lodo

Se empanza la lepa verde

De la choza que pernocta

Y de la covacha que no  duerme

Cuando llueve en mi terruño

Se me mojan los zapatos

Con suela agujereada

Es nostalgia

Es añoranza

Es la tierra que me llama

Cuando llueve en mi terruño

Hay un perenne temporal

Que cruza las fronteras

Y me viene a visitar

Siempre preguntando

Cuando voy a retornar

Los ojos se me aguan

Se hace un nudo en la garganta

Él me mira y yo azareada

No le respondo

Mil silencios que me inundan

Como agosto el temporal

Y me ahogo poco a poco

Negándome a respirar

Cuando llueve en mi terruño

Mi locura se enajena

Mil trastornos son las gotas

De las nubes que se quedan

Llorando lluvia en primavera.

Ilka.

Mayo 16 de 2013.

Tabucolandia.

http://www.youtube.com/watch?v=BUltijwvpsA&feature=youtu.be

Convite del mercado.

Abre sus puertas en la madrugada

Cuando el gallo comienza a cantar

Es el rocío de la alborada

El que empieza a perfumar

La luz naciente del mercado

El convite en el arrabal

Dulce aroma de papayas dulces

Mangos maduros y el melonón

Papas, bledos, tomate

Chipilines y el corazón

De la vendedora que grita

Que ofrece la venta sin sumisión

Quintal de máiz encostalado

Frijol, azúcar y rapadura

Cuelgan los cirios de  la viga

Trenzados con hermosura

Endosados los ajos

Perchada  la carga de leña

Amontonada la red,

De pino, carbón y manzanilla

Colorido rojo del clavel

Que despierta el día

Convite de mercado

Único tumulto que no ahoga

Güicoy  en medida pesado

Racimos de guineo oreado

Mano de jocote,  en las ramas madurado

Aguacate verde, perote sazón

Huele el mercado a comida y a emoción

De la hortaliza fresca crecida

En plan y en zanjón

Manos campesinas la acarician sin cesar

Serán el sustento que alimente  en el arrabal

Ofrecen sus helados las niñas

Las gelatinas el cipote

Las granizadas el colocho

Los licuados la nía del escote

Queso, crema y requesón

Marquesote y pan de arroz

Ofrecen en la esquina

Las canches frente al mostrador

Agoniza la tarde,

Los siete montes

Echaron la bendición

La herradura  guinda  en la puerta

Del  puesto  y en la del portón

Del mercado de mis amores

Nostalgias y de mí ensoñación.

Ilka.

Mayo 15 de 2013.

Tabucolandia.

http://www.youtube.com/watch?v=s_DC2RYAiMA&feature=youtu.be

Quimera de jugar fútbol.

En el campo ya no jugamos pelota los domingos.

Ya no se encala la línea de meta ni las redes se cuelgan en  los marcos de gol.

No hay ya línea divisoria en el tiro de esquina.

El medio campo dejó de existir.

El vestidor al aire libre escapó asustado por las metrallas.

Las botas marchan sobre el área grande.

El silbato ya no suena es la bulla de los helicópteros bajando.

Nos han sitiado en el área penal.

Borraron con sus huellas la media luna del tiro libre.

La gente ya no aplaude los goles de chilena, ni las  bicicletas, tampoco las fintas.

En el campo ya no rueda la pelota, son sus botas las marchitan el zacate.

No corren las niñas en los entrenos de los jueves por la tarde ni los niños los sábados en las mañanas.

El señor de las granizadas no vende  el agua pura en bolsa al medio tiempo.

Ni el de los mangos su sandía dulce.

La nía de los chuchitos ha dejado de hacer atol.

Se ha cancelado la jugada porque en campo se ha sitiado el deporte y la pasión.

Corren los anhelos de los zapatos rotos y los pies descalzos en  busca de un balón, dos piedras en la calle y comienza la quimera de jugar fútbol.

Ilka.

Mayo 07 de 2013.