Biblioteca Comunitaria Flor de Chipilín.

Mi corazòn està feliz, mi alma està agradecida con Red de Bibliotecas Comunitarias, con   Violeta Cetino, Roberto Orellana y Marilena Najarro, por poner el alma y corazòn en la infancia, en la adolescencia guatemalteca, en  optar por ser generadores de cambio. Estoy lejos y no puedo viajar, me toca de toroleca grabarme videos caseros para agradecer.   Oficialmente ya existe la Biblioteca Comunitaria Flor de Chipilìn, en la aldea El Pino en Comapa, Jutiapa. Mi tierra natal. Besos mi amores.

http://www.youtube.com/watch?v=QruITMHYt-w&feature=youtu.be

Anuncios

Corre niña corre.

Hay una indignación,  una cólera, que no compartimos todas y todos y que deberíamos y ésta es el abuso emocional y físico hacia  niñas y cuando digo físico me refiero  por supuesto a los golpes pero sobre todo al abuso sexual. La indignación es que siga sucediendo, que las preñen, que lo hagan una y otra vez y que el sistema de justicia, la doble moral y nuestro silencio las termine torturando mucho más de lo que lo hacen ellos.

No las torturemos, NO LAS OBLIGUEMOS A CORRER.

Corre niña corre.

 

Corre niña corre

Que no te alcance

Que no te atrape

Que no te ate

El malhechor

 

Corre niña corre

No descanses

Hasta que estés a salvo

Del maltratador

 

No importa que sea tu padre

Tu hermano o tu tío

Corre niña corre

Sálvate del violador

 

Corre niña corre

Nadie te escucha

Nadie hace nada

Los dejan libres

Te perseguirán

 

Corre niña corre

No mires atrás

Nadie te busca

No hay disculpa

Podrida sociedad

 

La iglesia solapa

La justicia se compra

Corre niña corre

No los castigarán

 

Corre niña corre

Salva tu cuerpo

Tu mente  y tu aliento

Tu pubis tierno

No deben tocar

 

Salta los montes

Los ríos, los cercos

Corre niña corre

Se callarán

 

Escapa si puedes

No pienses en nadie

Nadie piensa en vos

Corre niña corre

Cipota chispuda

Salvá tu ternura

No te cansés

Tus piernas te apoyan

Tu pies con ampollas

Avanzando están

Tu sed, tu inocencia

No deben robar

 

Corre niña corre

No llores ahora

Recordá que estás sola

Te pueden escuchar

 

Corre niña corre

Cruzá la avenida

Las noches vacías

Pronto amanecerá

 

Y cuando seás mujer

Tan fuerte y tan bella

Recordá que escapaste

De la impunidad

 

Tendéle la mano

A la cría que corre

Escapando del macho

Que la quiere violar

 

Soltá tus rencores

Lanzálos al alba

En día de tormenta

La lluvia los ha de lavar.

 

Ilka Oliva Corado.

Sep. 19 de 2013.

Aquí.

Noche.

No se detendrá
La noche se adentra
Dueña y segura
Camina despacio
No va a pernoctar
Se apropia del aire
Del vaho de luna
Se mece en la bruma
No va a descansar

La noche avanza
Sigilosa y neutral
Pasan las horas
Los minutos dispuestos
Se quieren marchar
El tiempo se esconde
No quiere avanzar

Callada la noche
Se aferra al otoño
No quiere verano
Tampoco humedad
Se caen las hojas
Chiltotas y mustias
De los arces ocres
Que en pampa estarán

Se adentra la noche
Respira y observa
Está sola con su oscuridad
Arrastra su poncho
De tizne y de piedra
El cielo estrellado
No quiere observar
Se acuesta y se tapa
La noche se duerme
Pensando en diciembre
Y en su frío invernal.

Ilka Oliva Corado.
Sep. 18 de 2013

María Leonor.

Y fue la inocencia

Del primer amor

La que lanzó al abismo

A María Leonor

Mauricio Felipe

Su novio de siempre

Casamiento le prometió

No tenía dinero

El norte lo llama

Juntar un poquito y regresar

Hacer la casita

Parir cuatro niños

Y ponerlos a estudiar

Pasaron los años

Y Mauricio Felipe no retornó

María Leonor curtida en  dolor

Avistó la frontera y se lanzó

A la conquista de las penas ya vistas

En otras mujeres y no le importó

Hizo caso omiso de tantos avisos

El peligro no pudo esquivar

Iba en busca de Mauricio Felipe

Su novio inocente que la abandonó

Solo vieron un cuerpo tendido en el piso

Era uno de tantos nadie la contó

La gente no habla solamente la miran

Está agonizando nadie la puede ayudar

Es una de tantas que iba hacia el norte

No tiene pasaporte  está embarazada

Su hermano Fidelio la violó

La familia lo supo y la culpó

Le dieron la calle tenía cuatro meses

La cría no resistió

Iba caminando buscando en el  ocaso

Un techo donde refugiar

El cansancio de días

De noches en vela

Y de tanto deambular

El alma vacía dejó en el vagón

Del tren que enlutado

Llevaba enganchados indocumentados

Que soñaban traspasar

Los cercos y confines

De la opulencia encerrada

Entre jardines y asfalto

Para dejar la miseria atrás

La jaula los llama

Escuchan su canto

La vida han de arriesgar

Con cuatro meses preñada

María Leonor

Se lanza sobre el vagón

Del tren que  a la frontera la conducirá

Dos días perdida entre las ferrovías

Del tren en marcha que no se detiene

Cae la noche del tercer día y se  baja  golpeada

Fueron siete hombres los que la violaron

En el lomo del convoy

Eran asaltantes uniformados

Por el gobierno pagados

Para intimidar

A cuanto migrante atraviese sus tierras

No quieren intrusos, los desaparecerán

En fosas clandestinas entierran sus cuerpos

Y a ellas las esclavizarán

Para infierno de trata

Serán las putas que maltratarán

María Leonor

Fue testigo del horror

De ver las entrañas de tres niñas violadas

Partidas  en dos

No lleva dinero

Sus muslos cansados

Están llenos de sangre

Camina agitada

No conoce a nadie

Está en la frontera la debe cruzar

El río la espera no sabe nadar

Buscando un refugio

Se acerca a un recinto

Huele a comida se acerca a la puerta quiere tocar

Es un comedor de migrantes de paso

Un cura lo atiende la invita a pasar

Se está alimentando cuando entran diez hombres

Todos armados y comienzan a disparar

Contra los migrantes indocumentados

Que su única culpa es atreverse a soñar

Con el sustento diario que fueron al norte a buscar

Fueron cuarenta muertos

Entre ellos tres niños

Cinco  mujeres y María Leonor

Que con crío en la panza

Comienza a agonizar

Lleva cuatro balazos

Perforando su cuerpo

Hay tantos muertos

Que por difunta la dan

Los últimos minutos

De su lenta agonía

Piensa en Mauricio Felipe

Su novio de siempre

En su cría en la panza

Y se lamenta la terquedad

De cruzar la frontera

Para ir a buscar

Al hombre inocente

Con el que no se pudo casar

María Leonor

Y su cría en la panza

Son  dos de las tantas

Que en la frontera quedaron y quedarán

Sin nombre y sin flores

Sin lápida alguna

Sus cuerpos lanzan y lanzarán

En la profundidad de las fosas clandestinas

No serán heroínas de ninguna migración

Tampoco leyendas de hazañas logradas

Son acaso las almas desdichadas

Que un día soñaron con la frontera perforar

Llegar al otro lado y una nueva vida comenzar

María Leonor

Y su cría en la panza

Ninguna luz verán

Sus cuerpos son polvo

Unidos al seno

Del corazón de la  tierra

Que no acepta fronteras impuestas

Hasta cuándo aprenderán

Que todo ser humano tiene derecho a migrar.

Ilka Oliva Corado.

Sep. 17 de 2013.

Al otro lado.

¿Qué es lo que pides?

¿Qué es lo que pides?

¿Qué es lo que pides?
¿Un abrazo roto?
¿Un silencio inmune?
¿Querés mi nube en donde te ahogás?
¿Un caricia mustia?
¿Un beso no sentido?
¿Querés los latidos que ya no vibran más?

¿Mis reproches burdos?
¿O mis absurdos que no soportás?
¿Mi mano en tu cuerpo?
¿El adiós desierto?
¿Querés mis tormentos que ya no existen más?

¿Qué es lo que pides?
¿Una canción de cuna o mis lunas que ya no alumbran más?
¿Una misma almohada o noches pasadas que ya no vuelven más?

¿Qué es lo que pides?
¿Una entrega falsa, que sea nuestra tortura?
¿O preferís la ausencia de un amor lejano, hermosamente humano que un día existió?
¿Qué es lo que pides?
¿Una asfixia lenta, que nos haga agonizar?
¿O preferís la nueva y apabullante libertad?

¿Qué es lo que pides?
¿Un poema mío de versos tardíos que te hagan excitar?
Aquí están tus versos no sé si te logren entusiasmar,
ya no son los mismos,
aquellos distraídos ácidos a tu oquedad.

Si eso es lo que pides, yo te los ofrezco
en tus muslos frescos donde un día habité
Tómalos si quieres,
no me los devuelvas,
llevan la lujuria de mi piel en llamas, encendida y viva como cada instante en que te amé.

Ilka.
Sep. 16 de 2013

Una mujer desnuda.

Una mujer desnuda

Es letra de ningún mandamiento
Autonomía de volcán en erupción
Río en desacuerdo con la corriente
Desierto en donde llueve a diario
Un itinerario sin cumplir
Horario sin calendario

Tiempo a deshoras
Rocío de medio día
Armonía dormida en el pezón
Es acorde de desolación
Canción de copla despierta
Es la incidencia del amor

Una mujer desnuda
Es cuna de estepa verde
Hoguera por encender
Brasa que no se apaga
Herida viva a las puertas del deseo
Es un museo por conocer
Leña tierna que empieza arder

Lienzo de voces agitadas
Es arena en la quebrada
Que no se puede arar
Silencio que no controla
Es caricia que no está sola
Es verso de poema sin terminar
Es memoria ajada en la piel
Un beso dispuesto por comprender
Dolor y pena en célula que nunca muere
Es realidad que difiere
Con la consonancia de rebeldía
Es noche en el día
Y sexo impuro
Por los conjuros de la timidez
Es orgasmo vivo sin pena de culpa
Es la disculpa de la insensatez

Una mujer desnuda
Es una hermosura
Que no tiene edad
Es una apología
De la que me puedo enamorar.

Ilka.
Sep. 16 de 2013.

Don Jacobo.

Don Jacobo,

Me gustaría tratarlo de usted

Así respetuosamente, tan lejano y ancestral

Árbenz, con trato impersonal

Pero en mí no habita más que el vos

Y de vos te trato por ser hombre cabal

 

Te quisiera recitar

Algunos cuentos versos

De carácter descocado

Por ser vos el soldado que nos diste libertad

 

Vaya hazaña  la tuya compañero

Que decencia en mano y alma pura

Preferiste la tortura antes que la traición

 

Ninguna sumisión pudo con tu causa

Le diste alas a la esperanza

Y a tu  pueblo redención

 

¿ De qué cuna te bajaste?

Bien te hubieras quedado acomodado

Viendo desde las anchas de tu casa

El tapial  de holgura

 

Sin embargo lo saltaste y con machete en mano

Cual campesino explotado comenzaste a chapear

Ampolladas las manos y el corazón henchido

Peleaste por los oprimidos

Y por  las güiras del lodazal

 

Tío Jacobo te dirían en mi pueblo

Don Jacobo  Árbenz la alta sociedad

Compañero, el obrero

Camarada, el proletario

¿Cómo te llamaría el revolucionario que te conoció?

Haberle  que preguntado a Don Ponchito

Que siempre habló de vos

 

Patrón, seguro el campesino

Te vio canche y  de fina estampa

Dijo seguro este trae cacha

Y nos la va a empotrar

Pero te diste a respetar

Como igual desterrado

Honraste el uniforme de soldado

Y le diste dignidad

 

Canche, guapo y fino

Honrada tu voz

Liberó al campesino, al obrero

Y al proletario le dio valor

A la mujer le dio la esperanza

De un trato equitativo

Jacobo vos fuiste el amigo

Que ella nunca olvidó

 

Te dije que te quería escribir

Unos cuantos versos descocados

Pero solitos se desbocaron

Te festejan a grito de pulmón

Honra pura de la tierra

Tu lucha siempre fue pareja

Un Hombronazo sos vos

Decencia de la justicia

Pero te pagaron con traición

 

Sabé vos  canche, guapo y fino

Que aquí en el suelo raso

Quedó sembrada la semilla

De tu íntegra osadía

Hoy el pueblo te saluda

La prole te festeja

Ningún exilio impuro

Pudo desarraigar tu encanto

Seguís siendo el proletario

Disfrazado de soldado

Sé vos el siempre amado

De tu  Patria que te honra

Y dignidad de la memoria.

 

Ilka.

Sep. 14 de 2013.

http://www.youtube.com/watch?v=4DePXNsEtq8&feature=youtu.be