Enigma.

Tu me pides sosiego y recato

Y yo demando, destápate

No guardes esa doble piel

Arráncala, lánzala lejos

Desnúdate en la hermosura de tu ser

 

Tu me pides decencia y juicio

Yo, que tires tus miedos y   prejuicios

Que no  complazcas caprichos ajenos

Porque te hace tragar en veneno obsceno

La hiel perversa de la sumisión

No séas intransigente, me dices

Es mejor parecer decente

Y yo, que no te percates de la gente

Que solo sabe censurar

 

Que no me deje llevar por el instinto

Y yo, que el arrebato te libere

Que el tabú no te condene

A respirar sin albergar

La ilusión de la ternura, el delirio y la premura

De la entrega sin reproche

 

Ven, duerme en este pecho callejero

No sigas deambulando en el sereno

Dame un beso y deja el resto

A tu cuerpo libre y dispuesto

Que me llama a deshoras

Ambos encontrarán la armonía

De la melodía cuando es inspiración

No interpongas objeción

Cuando libre es el deseo

 

 

Vuélvete fuego  y deja la brasa viva

Reposando en la agonía

Del decoro que se va

A buscar otros prejuicios

Lo tuyo y lo mío es vicio

De un enigma en complicidad

 

Una extraña variedad

De alegoría de dos silencios

Conspirando en la inmensidad

De un instante detenido

En tus prejuicios y mis desvaríos

Danzando en la misma cadencia

Que no requiere ciencia

Tan solo valor y libertad.

 

Ilka Oliva Corado.

Octubre 24 de 2013.

Estados Unidos.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Enigma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s