Desaparecida.

Fue una llamada en la madrugada

La que avisó, con voz ajena

Que tu cuerpo apareció

Presté dinero y abordé un bus

Crucé países, las mismas fronteras

Que atravesaste vos

 

Llegué al poblado

Abrazada a mi soledad

Llevaba urgencia por encontrarte

Por acariciarte,

Por sentirte respirar

Iba engañada en mis tormentos

Hija mía viva te quería encontrar

 

 

Pasé a la morgue donde tu cuerpo congelado

Desfigurado y ultrajado apareció

En bolsa negra, sobre bandeja de migración

Mi niña hermosa tu sonrisa contagiosa

La maldad eliminó,

Cuánto pesar, cuánto dolor

Cuándo suplicio encierra mi corazón

 

Qué más te hicieron

Los malhechores, los transgresores de la frontera

Me han matado junto a vos

Ahora te llevo directo a casa

En una caja, tu cuerpo en partes

Viles cobardes,

Cuántas más igual que vos

 

No es la frontera

Es la malicia

De quien negocia

Con la vida de quien migró

Hija querida, tus hijos yo cuidaré

Andáte tranquila a los senderos

Donde un día te alcanzaré

Aquí me quedo, junto a tus crías

De vos les hablaré.

 

Ilka Oliva Corado.

Noviembre 19 de 2013.

Estados Unidos.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s