Ya está listo el flash.

El tiempo va de prisa
No quiere esperar
Pronto se acaba el año
Hay que celebrar
Las horas se detienen
No quieren avanzar
Lloran a los difuntos
Que en fosas están

A las que llevan años
Sin aparecer
La memoria justa
Las quiere enaltecer
Hay que alzar las copas
Vamos a celebrar
Pronto se acaba el año
El olvido es letal

Aquí estamos los vivos
Vamos a disfrutar
Somos los transeúntes
Que de paso van

La vida va de prisa
Subamos al tren
Cerremos las persianas
Finjamos no ver

Cuerda es la indiferencia
No requiere ciencia
Esconder lo atroz
Alcemos las copas
Vamos a celebrar
Por el año que viene
Y la oportunidad
De seguir viviendo en complicidad

Solapemos todos esta vanidad
La injusticia no tiene equidad
Hombres y mujeres
Vamos a amurallar
Este silencio ingrato
Hagamos un pacto:
Alcemos las copas
Vamos a celebrar
El año que muere
Y por el que vendrá
Sonaríamos todos
Que la foto quedará
A pesar del tiempo
Ya está listo el flash.

Ilka Oliva Corado.
Diciembre 30 de 2013.

Vos.

Vos. -A Cote.

Vos, brisa de verano
Calor de medio día
Vos, autodestrucción
Frío de invierno
Agua de lluvia
Sed, confianza
Vos, liberación
Temperamento
Sexo y pasión
Vos, sensualidad
Exposición, tesón
Vos, mujer de viento
Volcán en erupción
Fuerza, contratiempo
Desnudes sin sumisión.

Ilka Oliva Corado.
Dic. 27 de 2013.

Tus pies.

De güira
De cipota
Obrera, artesana, campesina
Tus pies que ven
Los que respiran
Que avanzan en caminos con espigas
Los siempre justos
Descalzos, desnudos
Los invisibles a la sociedad
Tus pies que madrugan
Los incansables
Los confiables
Los que se atreven a soñar
Los que quieren jugar
Tus pies que edifican
Los lozanos
Los dignos y honrados
Tus pies de niña
Con venas de mujer
Tus pies de poesía
Que seducen cada nuevo amanecer.

Ilka Oliva Corado.
Dic. 27 de 2013.

Miedo.

Entre dos líneas tiránicas
Entre dos orillas, entre dos lunas
En una sola noche cerrada
Acomplejada, amurallada
Me atrapó la confusión
Llorándote, odiándote

Entre dos laberintos
Extraviada en mis instintos
En desventaja me afané
Llorándote, frente al umbral de cenizas

Apostada en las rendijas de mi cárcel
Te grité, te reclamé
Y tú fingías no escuchar
No verme, no respirarme
Pero me abriste las venas de par en par
Querías desangrarme
Sin aparentar ser el truhan
El apocado, el miserable

Pero desde las entrañas de mi celda te vencí
Bebí la sangre de mi arteria
Y te escupí el valor de un corazón que fatigado
Se niega a sucumbir
Con la fuerza de un alma emancipada
Te vencí, te vencí.

Ilka Oliva Corado.
Dic. 26 de 2013.

Caos.

Dónde ha quedado:
El desquicio,
El precipicio
Lo busco y se escabulle

Indago entre las sombras
En la oquedad de su tumba abierta
En las cunetas y en su zanjón
En mi inconsciente
Y en la vertiente de la introspección

¿Dónde está su vorágine?
¿La confusión?
¿La ira y su obstinación ?

¿Hacia dónde se largó el temor?
¿Mis sobresaltos?
¿Acaso se han disipado?
¿Han renunciado a su presunción?

Cobardemente ya van lejanos
Los observo sosiega, levanto la mano y les digo adiós.

Ilka Oliva Corado.
Dic. 26 de 2013.

Entre tus brazos.

Entre tus brazos

Entre mis labios

En tu sonrisa

En mi silencio

A tu costado

En mi pecho azareado

Respirando en tu piel

 

Solas

Entre las horas

En los instantes

Nos conversamos

Con las caricias

Sin pretender

Con tu mirada

Con mi alma enajenada

con tu voz pausada

con la porfía de un querer

 

Con nuestros cuerpos

Con nuestras manos

Con la poesía y con la hiel

Con tu ternura

en la premura

de mi aridez.

 

Ilka Oliva Corado.

Dic. 26 de 2013.

Es otra.

La que observa

La que anida

La que toca

La que respira

Que escribe

La que anhela

Es otra la que lee

La artesana

La que siente

Es otra la que grita

La que ama

Yo, yo solo soy una mudanza,

Imprudente, abstracta.

Ilka Oliva Corado.

Diciembre 26 de 2013