Miedo.

Entre dos líneas tiránicas
Entre dos orillas, entre dos lunas
En una sola noche cerrada
Acomplejada, amurallada
Me atrapó la confusión
Llorándote, odiándote

Entre dos laberintos
Extraviada en mis instintos
En desventaja me afané
Llorándote, frente al umbral de cenizas

Apostada en las rendijas de mi cárcel
Te grité, te reclamé
Y tú fingías no escuchar
No verme, no respirarme
Pero me abriste las venas de par en par
Querías desangrarme
Sin aparentar ser el truhan
El apocado, el miserable

Pero desde las entrañas de mi celda te vencí
Bebí la sangre de mi arteria
Y te escupí el valor de un corazón que fatigado
Se niega a sucumbir
Con la fuerza de un alma emancipada
Te vencí, te vencí.

Ilka Oliva Corado.
Dic. 26 de 2013.

Anuncios

Un pensamiento en “Miedo.

  1. Miedo.
    En este poema hay poesia, porque hay sorpresa. Y porque no es para una semana, ni para el recodo de una vereda.
    Margarita Carrera sentencio alguna vez: si la poesia esta hecha solo de palabras bonitas
    y no tiene sorpresa es una cosa mas.
    Adelante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s