Ciudad Peronia.

Te quedaste vos en eterno rojo atardecer
Detenida en el tiempo, trepada en la tapia
Esperándome, al otro lado de la frontera
En los traviesos años de mi infancia

Con tu bulevar empinado viendo hacia la aldea
Bajo la sombra del pinito y del pinón
Con tu estación de buses, tugurio de nía Julia
Con el mercado en mi corazón
Con los recuerdos y tanto amor

Me fui alejando, vacía.
Y postergando el reencuentro
En los confines me volví imperceptible
He anhelado tus madrugadas y he andado en otros bulevares
Ajenos a tus huellas en mis pies
He conocido las soledades del destierro
Y en tu ausencia he bregado las jornadas desiertas, entre las sombras

Los años me han alcanzado en esta diáspora
De pronto hoy soy mujer
Huérfana de tus tardes y de tu vaho
Y aunque la urbe es de cristal cortado
Ningún tapial hace honor a tu arcilla
A tus noches y a las melodías de los grillos en la arada

Aquí no hay ninguna aldea con estanques
Y los ocasos se los traga la hora laboral
No llueve sobre techos de lámina y el agua no se cuela entre las lepas
Extintos los lazos con ropa tendida y las ollas no se lavan con arenilla
Hay tanta melancolía en las miradas
Que hace falta un juego de arrabal
Para alegrar las tristes almas que se secan al migrar

Ya no soy aquella cría saltando en tus calles
Corriendo en el caminón hacia el colegio
Escribiendo sobre el tapial las letras que no recuerdo
El tiempo me confronta y fugaz vuelvo a tu refugio
Para sentirme protegida en el tomatal de la María
En la escoba de escobillo y en el agua del guacal

Allá el campo para la jugada
La escuela y la quebrada de covachas en graderío
Y me quedé niña en tus brazos
Jugando en los charcos del río

Verdes tus montañas
Sonrientes tus cipotes
Con el hambre en las entrañas
Y los cincos en dos botes

Las cipotas legendarias
Arrechas ante la adversidad
Mientras trabajan en maquilas
La vida las ha hecho mamás

Te quedaste vos perenne en un ocaso
De rojo incendiando mi añoranza
De la niña que se fue sin despedirse
Y la llora la mujer que ahora inhábil sus zapatos calza.

Ilka Oliva Corado.
Enero 15 de 2014.
Estados Unidos.

Anuncios

2 pensamientos en “Ciudad Peronia.

  1. Hola Ilka, la felicito por evocar a Peronia, ¿recuerda algunos de sus profesores ahi?, soy hermano de uno de ellos, Los Guerra y el Colegio Ave Maria, Ahi Concí a su papa cuando Jugabamos Gallos, Asi somos los orientales. ¿Como esta su hermana?. Era una chica muy guapa. Tambien soy aficionado a la escribidera, pero no letra de alto impacto como la suya, Desembuche letranias desde que estuve lejos de mi amada Guatelinda.

    Apapachos guatechulezcos..

    Saul Guerra Gutierrez

    • Sí, el profe Byron me dio clases y la seño Juanita. Yo estudié en el Ave del 93 al 95. Lo conozco a usted y a toda la familia, fui a Los Planes muchas veces con Wendy y Carine, para semana santa. Hace 10 que estoy aquí y Evelyn hace 11. ¿Tiene facebook? Búsqueme como Ilka Oliva Corado. Abrazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s