Boystown, Chicago 2016

La única bandera que tengo en la esquina de mi escritorio es la del arcoíris y es meramente por la fascinación por los colores encendidos. Pero políticamente también la única bandera que he tomado como propia es la de la diversidad porque para mí encierra todas las luchas. Podemos hablar de cualquier cosa pero si esto no va de la mano de la diversidad no tiene consistencia. La diversidad es la médula.

Tomar esa bandera ha alejado a prácticamente a todos los que yo creía mis afectos, no solo eso también he recibido infinidad de insultos, con gestos y verbales. Casi nada comparado con las atrocidades que viven otras personas que deciden vivir y amar en libertad, pero son insultos al fin y deben ser rechazados y cuestionados porque así comienza el hilar de violencia que termina en crímenes de odio.

Sigue leyendo

Mi parcela rentada 1

Mis amores, he tenido este blog abandonado, disculpas. He estado más activa en mi otro blog Crónicas de una Inquilina, donde también me pueden encontrar.

Hoy les comparto la belleza de mi parcela rentada que comienza con sus primeros brotes que llenan de alegría mi vida.

Pueden ver las fotografías aquí, en mi blog de fotografía: En mi lente choteador.