Hoja en blanco.

 

Parecieras transparente

A veces líquida como agua de río

Como cáscara de encino

Te he sentido a veces

Fuerte y con aroma a bosque

 

En otras como reflejo

De luna nocturna

En agua estancada

Detenida en el tiempo

 

 

 

Mi necesaria hoja en blanco

Artículo básico

Para mi alma descarriada

Oxígeno para este corazón

Que arraiga nostalgias

Que regula quimeras

 

Umbral de puerta libertaria

Sos camino y vereda

Toma de agua

Por donde transita apaciguada

La fragilidad del tiempo

 

Mi íntima hoja en blanco

Donde mis secretos pernoctan

Y mis miedos se extravían

Donde mi ansiedad es un somnífero

 

 

Sos compañera

A veces adversaria

Amante en noche fría

Cobijás mi inconsciente alucinado

 

De mi subconsciente

Te has vuelto camarada

Noble y adepta

A mi consiente perturbado

 

Me buscás cuando de vos me escondo

Cuando no te llamo

Improvisás sonidos

Esbozás paisajes

 

Cuando de vos me escondo

Sabés que te necesito

Entonces acudís presurosa

A mi rescate

 

¿Qué sería de mí?

Sin tu honrada compañía

Seguramente hoja seca

O un recuerdo gélido

De un invierno sin nieve.

 

Ilka Oliva.

30 de noviembre de 2012

Estados Unidos.

 

photo

 

Anuncios

Nómada comerciante

 

Usted me sorprendió, ¿sabe?

Una fascinación exquisita

Verla en esa fotografía

Acaricié lentamente sus cabellos

Su mirada cansada se recostó en mis brazos

Me  empapé de su sudor

El cansancio de su espalda

Se acuñó  en un canto de la casita de techo de nailon

 

Usted me sorprendió

Lágrimas sentí rodar

Recordando los días idos

Sus labios grietados

Me hablaron al oído

Como en antaño, añeja me sentí

Me dijeron: seguí patoja seguí

Su cuerpo ha encorvado

La nieve de los años

Sin embargo usted

Roble, encino y caoba

Sigue siendo ceiba pentandra

Con raíces de bambú

 

Besé su fotografía

Una y otra vez

Como buscándola

Como reencontrándonos

Usted allá y yo en la diáspora

Unidas por el reflejo de una imagen en papel

Me sorprendió, usted siempre sorprende

Con su risa, con su canto

Con su don de gentes

Con su conciencia proletaria

Siempre a flor a de piel

Nos dio clases de equidad

Nunca fue a la universidad

Pero ni falta que le hizo

Por ahí más de un hechizo

Que le envió la adversidad

La convirtió en docente

En calles y avenidas

Bajo un techo de cartón

No tuvo pizarrón

Pero sí varias alumnas

Que buscaron

Su voz emancipada

Que usted regalaba

A quien fuera buen escuchador

 

Desconcertada la observo

Son sus mil soles a cuesta

Le han curtido el cuero

Pero no la ilusión

Es usted más que un bastión

Una noble heroína

De calles y avenidas

Donde el hambre duerme

Y los niños sueños con lunas encendidas

 

Me sorprendió su estampa

De vendedora ambulante

Siempre viendo pa´lante

Buscando el sustento va

Querida  y respetada

Nómada comerciante

Desde esta lejana urbe

Mi alma montuna

No se aturde

En recitarle estos versos

Que son tiestos

Platos y ollas

Que un día le ayudé a lavar

Porque usted mujer, trabajadora amiga

La comida fiada se negó a cobrar.

 

Con todo mi amor a “La Viejis”  en quien se basa el personaje de nía Yoyis.

 

Ilka Oliva

Noviembre 26 de 2012.

Estados Unidos.

Mi derecho es.

Que mi vida no se apague

En manos asesinas

Porque mi derecho es

Respirar poesía

Sembrar surcos de ilusión

En campos de utopía

 

Mi derecho es

Ser dueña y no inquilina

De mi albedrío libertario

No eres el arrendatario

De mi recato y mis orgasmos

Ni de mi dignidad el propietario

 

Mi derecho es

Ser libre caminante

En aceras y avenidas

Sin el acoso constante

De rufianes dominantes

Sus deseos repugnantes

Son miradas que calcinan

 

Porque mi derecho es

No ser oprimida

Violentada y consumida

Esta vida es mía

No soy esclava ni sierva

De mandamientos inventados

Por sociedades patriarcales

Machistas liberales

Religiones y soldados

 

Ser caudilla es mi derecho

De mi raciocinio explorador

Ser dueña de mi lecho

De mi cuerpo y mi pudor

La equidad es exclusiva

Peregrina errante

En este mundo farsante

De apariencias fugitivas

 

No  me doy por vencida

Porque mi derecho es

Buscar una realidad

Que transforme

Esta sociedad deforme

En un mundo de igualdad.

 

Ilka Oliva.

25 de noviembre de 2012

Estados Unidos.

Mi primer amor (balompié)

Si pudiera enamorarte,

Seducirte y encantarte

Devolverte la pasión

Que en mis venas encendiste

Pues a mi vida luz le diste

Paraíso en extinción

Te regalaría:

De la lluvia su frescura

Del ocaso su color

De la noche su quietud

Del amor su libertad

Te escribiría mil canciones

Diez poemas

Y dos rimas

Te vestiría de neblina

Y te desnudaría a media luz

Si pueda cautivarte

Le pediría a la luna

Un idilio agazapado

Entre su luz y tu ventana

Y el discreto amorío

Entre tú   y yo

Si pudiera conquistarte

Hablaría con los temores

De lesiones añejadas

Y una tregua aparentar

Para volver a tus brazos

Y caer en tu arrebato

Y tu presencia disfrutar

Pero solo tengo una pluma

Que es esclava y testaruda

De este delirio y obsesión

Ahora sobra la canción

Que quedó sin ser escrita

Los dos versos y la rima

De la trova del amor

Querencia de solera

Odalisca seductora

Pasión que me enamora

Cada día en frenesí

Si pudiera retornarte…

Etérea aurora serías vida mía

Pero sos un sol que brilla

Y una estrella en fulgor

Pasión de mi vida

Y mi primer amor.

Ilka Oliva.

Noviembre 23 de 2012.

Estados Unidos.

Sol de girasoles

Mi musa de luna llena

Arrancaron de raíz las alboradas

La bruma ya no abraza, es ajena

Desprendieron los pistilos

Y los pétalos destrozaron

Los tallos son sueltos hilos

Que fueron arrancados y remolcados

También suprimieron la semilla tierna

Y frutos no nacieron fueron abandonados

Agonizando los observo

Son fragmentos en el descampado

Mi musa  desarraigaron tu recuerdo

Pétalos de amarillo vivo

Que juntos hacían un sol

Hoy son todos fugitivos

De la lindeza del amor

Tus muslos en los pistilos

Y tus labios en cada flor

Despojado el campo se queda

De girasoles en botón

Tus ojos serán la vereda

Donde florezca la semilla

Para que retoñe amada

En cada pétalo tu piel que es mía.

Matilde.

Fantasmas de frontera

Insistente desenfreno
Que mi noche ahoga
Azora la senda lenta del sereno

Tribulan las voces que perecen
Arañando las estrellas sin luz
Clamores de desierto cesen

No hagan de esta tragedia una cruz
El yugo del recuerdo es suficiente
Para amurallar las noches a contraluz

Fúguense lamentos de frontera
Retornen al desierto en soledad
No busquen en mí la carretera

No soy trayecto ni vereda
Acaso seré un dorso que escribe
El infortunio de la migración que veda

Porque ha expropiado en el yugo transitorio
El espíritu de las almas peregrinas
Que deambulan en el tramo migratorio

Déjenme en paz se los ordeno
Fantasmas inherentes del desierto
Que soy torrencial y no, sereno.

20121121-135516.jpg

Nueva bitácora de letras.

Por este medio invito a que visiten mi nuevo hogar, mi  nueva bitácora llamada Crónicas de una Inquilina.

http://cronicasdeunainquilina.wordpress.com/

el de Comapense de Pura Cepa ya no existe.